28 diciembre 2005

No dan más de sí

Estos chicos de HO parecen haber llegado al límite de sus posibilidades intelectuales. Además de hacer noticia de una trivialidad (pero que a ellos les afecta porque se trata de la dudosa popularidad del representante terrenal de su falso dios), o de hacer una inocentada bastante vulgar con ZP, el personaje que más odian estos energúmenos, van y nos salen con una incongruencia más propia de un esquizofrénico incurable.


Según los datos oficiales conocidos hoy, 84.985 seres humanos murieron en España el año pasado víctimas de abortos contemplados en los supuestos en los que esta práctica, a pesar de seguir constituyendo un delito, está despenalizada por la ley.


Pero, vamos a ver, legionarios de HO, ¿cómo puede algo constituir un delito y, a la vez, estar despenalizado? Explicadlo, por favor. A menos, claro está, que esto también sea un misterio, como lo de la "santísima trinidad".

Pobrecitos: en su afán por manipular y mentir ya no dan más de sí.

25 diciembre 2005

En el portal de Belén

Allá por el siglo III a.e.c. algunos rabinos judíos de Alejandría se encontraban muy consternados porque muchos de sus correligionarios se distanciaban de su fe. La razón era que no podían leer sus escrituras sagradas en su lengua original, el hebreo, porque muchos de ellos la desconocían, así que tomaron la determinación de traducirlas al griego, que era la "lingua franca" del Mediterráneo oriental. Nació así la versión del antiguo testamento que se conoce como "septuaginta", porque se supone traducida por unos setenta sabios.

Uno de estos santones llegó al libro del profeta Isaías, capítulo 7, versículo 14:

Por tanto el mismo señor os dará señal: He aquí que una muchacha concebirá, y dará a luz a su hijo, y llamará su nombre Emmanuel.
Pero como la técnica de las traduciones no estaba muy lograda en aquella época, tradujo la palabra hebrea "almah" (muchacha), por el griego "parthenos" (virgen). Este error condujo a la invención de uno de los mitos cristianos más absurdos: la concepción virginal de Yeshu (Jesús) en el vientre de Miriam (María). Cuando trescientos años después, el evangelista Marcos quiso apañar el asunto del oscuro nacimiento de Yeshu, tomó la versión griega del libro de Isaías, error incluido, y determinó que Miriam tenía que ser necesariamente virgen.

No quedó ahí la cosa. En las profecías judías, el mesías debería ser descendiente del rey David, pero la legitimidad entre los judíos se transmite a través del padre, nunca de la madre. Necesariamente, el hijo de la "muchacha/almah" deberá ser también fruto de un descendiente reconocido del antiguo linaje real de Israel. Sin embargo, como los cristianos hicieron que Miriam fuera "virgen/parthenos", su hijo no podía ser de la estirpe de David.

Se puede abundar más en el disparate cristiano. Suponiendo que la profecía se refieriera al nacimiento del mesías en el pasaje de Isaías 7, 14, ¿cómo es que el hijo de Miriam no se llamó Emmanuel ("dios con nosotros")? Los cristianos intentan arreglarlo diciendo que el nombre de Yeshu, en realidad, tiene un significado aún más profundo: "dios salvador", y lo trasliteran con el hebreo "Yehoshua". Pero esa es otra mentira: Jesús en hebreo es Yeshu, y significa "el que posee riquezas".



¿Cuál es la verdadera historia del portal de Belén? Los judíos, que no ponen en duda la veracidad de la existencia de Yeshu y Miriam, tienen su propia versión de los hechos. Miriam, prometida de Yosef (José), había tenido una aventurilla sexual con un legionario romano de origen griego, un tal Pantera o Pandera. Cuando su prometido se enteró de su infidelidad quiso repudiarla, pero finalmente tuvo compasión por ella (la vida de una adúltera y de su bastardo eran un infierno en aquella época). Para ocultar el hecho infamante, se llevó a Miriam y a Yeshu lejos de Nazaret, la miserable aldea de donde eran oriundos. Quizá por eso se habla en los libros cristianos de la huida de Yeshu y su familia a Egipto cuando él era un recién nacido.

Podemos aceptar esta versión, que parece bastante razonable y no requiere ningún aditivo milagroso, o bien creer en la fabulilla de que un óvulo puede fertilizarse solo con la ayuda de una divinidad ávida por echar una canita al aire. Eso a pesar de que ninguna de las profecías anteriores dijeran que el dios Yahvé tuviera la intención de dejar preñada a una virgen.

Por cierto, ¿recuerdan este villancico?

En el portal de Belén han entrado los ratones

y al bueno de san José la han roído los calzones.


Cornudo y apaleado, este Yosef. Mejor le hubiera valido repudiar a la adulterina Miriam y a ese hijo de Pantera que pasar a la historia como el patético padre putativo de ese charlatán cuyo nacimiento celebran hoy millones de ignorantes en todo el mundo.

21 diciembre 2005

La navidad de los cretinos

Mientras Mariano Rajoy continúa sin atreverse a confesar que lo de "bobo solemne" lo decía por Aznar, la caverna nacionalcatólica nos sorprende con otra noticia que evidencia hasta qué punto la radio de los obispos es un cúmulo de subnormalidades. De la secta católica, realmente, no se puede esperar nada, ya que sigue con necia obstinación toda la sarta de bobadas que sus charlatanes fundadores dejaron para la posteridad; pero se suponía que la COPE, o al menos eso dicen los purpurados jerarcas, es una cosa y la secta otra distinta. Al final otra mentira, como casi todo lo que sale de la boca de un clérigo cristiano.

¿Actuará esta vez la Justicia o vamos a tener que pensar que tienen los periodistas un fuero especial que les permite hacer este tipo de cosas? Porque en la radio episcopal no es que se salten a la torera el espíritu y la letra de la Constitución (día tras día y por La Mañana, por La Tarde y por La Linterna, perdón, por la noche), esa Constitución de la que ahora el PP pretende convertirse en su exclusivo paladín. Es que además incurren en conductas delictivas. ¿Se acogerán a sagrado, como hacían antes los reos medievales gracias a un privilegio de la secta? Pues sí, muy posiblemente veremos ladrar a Rouco, a su fiel Martínez Camino, a Cañizares, a Fernando Sebastián o a alguno de sus lacayos, si el Ministerio Fiscal toma cartas en el asunto. Pero a sus ladridos y a su halitosis canina ya estamos acostumbrados.

Hablando de lacayos, y me refiero más concretamente a los chicos de HO, parece que manifiestan una patológica obsesión hacia la homosexualidad, algo realmente preocupante. Yo se lo haría mirar, pero desde luego no por cierto brujo o curandero, numerario del Opus dei, S.A. para más señas, salvo que en su nazareno masoquismo les apetezca una ración de terapia aversiva. Del cristianismo sí que tendrían que curarse con descargas eléctricas a la vista de un crucifijo.

Están tan alucinados que hasta se atribuyen éxitos que no han conseguido ellos (pero al menos no los agradecen a la "virgen" de turno). Todo, eso sí, supuestamente en aras de la caridad cristiana; caridad que luego desmienten al pretender privar de parte de sus ingresos a una ONG que lucha verdaderamente por sacar a los menores de la pobreza, boicoteando sus tarjetas navideñas. Claro que ellos tienen la solución y ofrecen las suyas como alternativa, qué curioso. Aprendieron bien en las escuelas de negocios opusdeístas o jesuíticas. La secta, bien lo sabemos en España por haberla sufrido tanto, busca con locura el poder, y en estos tiempos el poder se obtiene a través del dinero.

Breve: Por si lo anterior no era suficiente para ponerse de mal humor, ahora, para colmo de desgracias, los madrileños nos enteramos de otra noticia espeluznante: van a poner el nombre de Wojtyla a un nuevo parque capitalino. No teníamos suficiente con contar con dos estatuas donde aparecía su feo rostro. Qué peste de políticos del PP.

19 diciembre 2005

Ignorancia / Superstición

Me entero por Protestante Digital, que alrededor de las dos terceras partes de la humanidad están intoxicadas por un peligroso virus. Este agente patógeno se llama superstición, y hace estragos sobre todo en los países con un nivel de renta per cápita más bajo, allí donde falla la educación y hay menor esperanza de vida.

El estudio ha sido hecho por Gallup Internacional, y pone de manifiesto que ningún rincón del globo está exento de este mal, si bien en algunos lugares su extensión es dramática: África (91%), Iberoamérica (82%), Oriente Medio (79%) o Norteamérica (71%). En algunos pocos enclaves aumenta la población resistente a esta epidemia y crece el ateísmo. Es el caso de Israel (11%), la República Checa (20%) y el excepcional de Hong Kong, con un 53% de ateos. Parece que todavía queda algo de esperanza.

Se hace también patente la relación inversamente proporcional entre superstición y educación: gente sin estudios o con estudios primarios son más supersticiosos (76%) que quienes poseen educación universitaria (64%). El ateísmo muestra una relación directamente proporcional con el nivel educativo, y pasa de un 3% en el grupo de personas con estudios básicos o sin estudios, a un 7% en el de los titulados superiores.

De modo que los que viven de extender esta infección seguirán dando la batalla por el control de la educación. Les va el negocio en ello. Por supuesto, seguirán enviando a sus misioneros por todos los lugares del planeta donde más cruda sea la pobreza y más susceptible las personas para caer en esta enfermedad.


Breve: El incombustible Rajoy ha dicho hoy que "un bobo solemne es mucho más peligroso para España que un patriota de hojalata". Por descontado, don Mariano, que usted en su patriotismo chatarrero es mucho menos dañino para nuestro país que aquel bobo solemne que era su anterior jefe, el deleznable José María Aznar López.

Brevísima: A los seminaristas de la secta católica en Granada les censuran internet y les restringen la televisión. Se supone que aislándoles de la realidad no podrán desarrollar ningún tipo de simpatías hacia la llamada cultura gay.

Fugaz: Veo en el blog de Javier Armentia un enlace a un estupendísimo artículo del genial Richard Dawkins, que recomiendo a todo el mundo.

16 diciembre 2005

847 euros mensuales

Fulanito Mengánez es un ciudadano medio, como otro cualquiera. Trabaja de contable en una empresa de servicios, por lo que cobra un salario neto de 1200 euros al mes, incluyendo el prorrateo de las pagas extraordinarias. Vive solo en un piso de alquiler en el extrarradio de una gran ciudad española. Por su vivienda paga 500 euros mensuales, que es una cantidad bastante aceptable para un pisito de dos habitaciones y 60 metros cuadrados. Una ganga, vaya.

Pero el sr. Mengánez tiene que pagar además los gastos de comunidad, luz, agua, gas y teléfono. En total, unos 200 eurillos de vellón, tirando por lo bajo. Por si fuera poco, don Fulanito tiene la absurda costumbre de hacer tres comidas diarias. La del mediodía le toca en un restaurante de menú, a 7 euros cada día laborable, un total de 150 euros. Las provisiones para el desayuno y las cenas diarias, más las comidas de los fines de semana, así como otras compras de droguería (jabón, pasta de dientes, detergentes, etc.) otros 150 euros.

Hasta ahora ya llevamos 1000 euros comprometidos. Pero hay que contar que nuestro protagonista tiene que desplazarse desde su domicilio hasta su puesto de trabajo. Como tiene conciencia ecológica, no usa coche particular sino el transporte público. El abono para la zona donde trabaja le cuesta 40 euros al mes.

Además necesita algo de ropa, pues no está bien visto salir desnudo a la calle. Pongamos que se compra una prenda al mes, de un precio modesto, unos 30 euros.

En total, don Fulanito se gasta en lo imprescindible para vivir unos 1070 euros de su sueldo. Le quedan 130 euros para comprar libros, música, salir de copas con sus amigos o ir a un restaurante con su pareja. Y todo esto sin contar con gastos extraordinarios (impuestos, averías, gastos médicos, etc.).


Monseñor Escribánez, por su parte, no es un ciudadano cualquiera. Es nada menos que el jerarca de la secta católica en la misma ciudad donde vive Fulanito. Tiene a su cargo el cuidado pastoral de las almas de los fieles de su superstición en dicha ciudad y alrededores, y la jefatura de todo el clero puesto a sus órdenes para ayudarle en esta noble empresa. Se codea con las autoridades municipales, autonómicas y hasta nacionales; está acostumbrado a salir en los medios de comunicación y sus palabras se leen en todos los locales de la secta en su ciudad cuando así él lo dispone. Sin entrar en detalles sobre lo duro de su "trabajo", este venerable, haciendo gala de un encomiable espíritu de pobreza, tiene un ajustado sueldo de 847 euros mensuales.

El reverendísimo vive en el Palacio Episcopal, un vestusto edificio en el centro de la ciudad, donde tiene sus oficinas y que comparte con sus obispos auxiliares, vicarios, tres curas ayudantes y un matrimonio laico encargado de la limpieza y el mantenimiento. Como es obvio, los gastos del edificio, incluyendo luz, agua, gas y teléfono, corren a cuenta de la secta; es decir, de los pardillos que la financian (que somos todos los españoles, queramos o no).

Su eminencia, además, necesita desplazarse a menudo para visitar los diversos centros de reunión de la secta que están bajo su jurisdicción, así como acudir a conferencias, actos públicos y, últimamente, también a manifestaciones. Pero por su categoría no podrá utilizar el transporte público, no sea que se le pegue el olor a pobreza, así que dispone de un coche oficial conducido por su correspondiente chófer (usualmente un estudiante del seminario o uno de sus curas ayudantes). Los gastos de combustible y mantenimiento del vehículo, así como el vehículo mismo, corren también a cuenta del español corriente, de don Fulanito Mengánez, entre otros. El sueldo del chófer, claro está, también sale del bolsillo del contribuyente.

Aparte están los costes del uniforme. La ropa de trabajo la pone la secta, así que a Escribánez no le cuesta un céntimo y sólo tiene que preocuparse por su clergyman de diario, ropa interior, calcetines y zapatos. Más o menos, unos 60 euros al mes. Pero excluyendo el IVA, del que la secta está exenta (y a cuyo nombre se expedirá la correspondiente factura), se queda en unos 50 euros mensuales.

De modo que, de su sueldo, a monseñor Escribánez le quedan 797 euros para dedicarlo a su ocio personal: libros, rosarios, cruces pectorales, discos de canto gregoriano y estampitas de la "Virgen" de la Patarrastra. Un sueldo, por otra parte, que también han pagado los españoles.

Sin embargo, a un trabajador normalito le quedan 130 euros descontando lo necesario para vivir, mientras que a un parásito social que vive del cuento de dioses y charlatanes devenidos en improvisados salvadores, le quedan 797 euros, pagados en parte por el primero.

Pero se puede aún rizar más el rizo: don Fulanito Mengánez no es cristiano, jamás ha pisado una iglesia y no tiene ninguna intención de hacerlo en el futuro, y, para colmo de males, es homosexual. Maldita la gracia que le hace pagarle el sueldo a monseñor Escribánez para luego oírle decir que es un "depravado, un virus para la sociedad". Pero es que le está financiando hasta el transporte privado para que vaya a una manifestación contra sus derechos.

15 diciembre 2005

Unidad de destino en lo universal

No falla: se despista uno y vuelven las fuerzas vivas del nacionalcatolicismo a ponerse en marcha y a dar la noticia. En esta ocasión, el diario ultraderechista La Razón ha preguntado a los jerarcas de la secta católica si consideran que la unidad de España es un bien moral a preservar, y, claro, ha ganado el sí por celestial goleada.


Nuestro inefable cardenal/mentiroso Rouco, de nuevo, ha sido el más vehemente defensor de la integridad patria. Ya hizo lo mismo en otra ocasión, dando un discursito bastante pobre intelectualmente, pero muy del gusto del PP y sus militantes más liberales. En aquel momento afirmó que España, como realidad nacional, se puede considerar fundada en la Hispania romana, que se mantuvo con la invasión visigoda y que su pérdida fue el ideal que alentó la Reconquista, gesta culminada heroicamente con el muy cristiano matrimonio de los Reyes Católicos.

Parece olvidar el reverendísimo mitrado que la Hispania romana, como diócesis o agrupación administrativa de provincias, incluía el norte de África, la Mauretania Tingitana. Por supuesto, también el actual Portugal. ¿Nos anexionamos al país vecino? ¿Montamos una nueva guerra de África para imponer otro desastroso protectorado en el Rif? Por su parte, los visigodos, bajo cuyo gobierno continuó desarrollándose la idea de la unidad nacional, según Rouco, jamás ocuparon las Islas Baleares, que fueron dominio bizantino hasta la invasión moruna. ¿Deberíamos concederles la independencia? O, mejor aún, ¿entregárselas a Grecia, heredera del antiguo Bizancio? ¡Y qué decir de la Septimania! Ya estamos reclamándosela a Francia. Lo que me recuerda que las Islas Canarias sólo fueron incorporadas a Castilla en el siglo XIV, lo que las hace sospechosas de escasa españolidad, por demasiado reciente.

Esto es lo malo de acudir a la historia cuando se tiene poco conocimiento de ella, como parece ser el caso de Rouco. Claro que, de este individuo, siempre queda la duda de si miente o simplemente es un ignorante. Como parece difícil que hayan nombrado a un zopenco para dirigir la ávida secta católica en la capital de España, voy a suponer que estos deslices históricos son otro de sus bulos. España como realidad histórica eterna, bendecida por su falso dios e iluminada por la secta, ya aparecía en los discursos de José Antonio Primo de Rivera. Ni siquiera se molestan estos obispitos en ser originales. No es de extrañar que algunos independentistas vascos se conviertan al islam, como nos anuncia Arístegui, para sentirse menos españoles. Lo cual le viene de perlas a la secta, pues ratifica su postulado de que el catolicismo es un elemento esencial del ser español. Apañados estamos con semejantes falacias.

Breve: Ratzinger, como quien no quiere la cosa, sigue metiendo miedo en el cuerpo y alimentando las paranoias de sus más oligofrénicos seguidores (que son unos cuantos): Yahvé está en todas partes, espiándonos y anotando todos nuestros secretos pecados. Pues no, estimado Joseph, no insista usted: las personas normales no nos creemos esos cuentos para niños. El falso dios al que usted adora ni está, ni ve, ni siente ni padece. Simplemente no existe.

Brevísima: No sé si reír o llorar, o primero lo uno para después lo otro. En su adoración de la nefasta persona de Karol Wojtyla, algunos alcanzan un nuevo récord de estulticia. Ahora hasta el sonido de los latidos de su extinto corazón son objeto de veneración. Quizá pretendan invertir el orden de la evolución: en vez de venir del mono, van a él. Son de lo que no hay.

08 diciembre 2005

Un buen y devoto católico

El imperio de los turcos otomanos pasó por Europa central y oriental como un huracán. Arrasó pueblos y culturas, engulló etnias milenarias y provocó el traslado de poblaciones de unas tierras a otras más lejanas. Algunos de estos exiliados eran serbios que, huyendo de la tiranía turca, se pusieron en el siglo XVII bajo la protección de la poderosa dinastía austríaca de los Habsburgo. Éstos, aunque católicos, permitieron el asentamiento de los emigrantes serbios ortodoxos en un área semidespoblada del antiguo reino de Croacia, que se convirtió en una frontera militar austro-húngara: la Vojna Krajina. Los serbios, por su parte, fueron leales a los Habsburgo en la defensa de aquel territorio contra los turcos.

Más de trescientos años después, la desintegración de Yugoslavia causó una feroz guerra, y un general croata, en realidad un mercenario ascendido por la cantidad y calidad de su salvajismo, Ante Gotovina, creyó llegado el momento de poner fin a la presencia serbia en Krajina. Por esta causa ordenó el asesinato de varios centenares de civiles y deportó después al resto de la población. Así, pensó él, Croacia sería étnica y religiosamente pura y homogénea, es decir, croata y católica.

Pero ocurre que todas las guerras terminan, y que los que se comportan en ellas como bestias tienen tarde o temprano que rendir cuentas de sus delitos. Así, el Tribunal Penal Internacional para la antigua Yugoslavia reclamó a Croacia la entrega de Gotovina, pero Croacia se abstuvo de perseguirle y el espadón escapó. ¿Dónde? ¡Ah, misterio! Se pensó entonces que, debido al aprecio de los clérigos católicos croatas por su laureado genocida, éste había encontrado refugio en un monasterio franciscano. La fiscal del TPIY, Carla del Ponte, sospechó que el Estado vaticano ocultaba y protegía a este asesino, y pidió al entonces jefe supremo de la secta, Karol Wojtyla, que colaborara con su búsqueda. Hoy, por fin, este tipejo ha sido hallado, nada menos que en las Islas Canarias, y será puesto a disposición de la Justicia internacional.


La de arriba no es una fotografía manipulada: Gotovina besa la mano de Wojtyla. Había servido bien a la secta echando de Krajina a los infieles, y por ello se hizo merecedor de los favores del Estado vaticano. Esta imagen recuerda a aquella otra en que el mismo Wojtyla compadrea alegre con Pinochet, quizá en agradecimiento por haber librado a Chile de tanto rojo y ateo. Y aún se atreven a levantarle monumentos... Se los erigen quienes se alegraron, quienes gozaron y quienes entraron en éxtasis con toda esta complicidad.

Breve: Hoy dice Ratzinger que "el hombre no se fía de dios". No es que no nos fiemos de dios, que no existe y por tanto no puede ser objeto de fianza; es que no nos fiamos de los que predican a los dioses, mesías, profetas, "vírgenes" parturientas y demás mitologías absurdas. Que ya son muchos siglos de mentiras, Ratzinger. Tú sigue defendiendo la religión obligatoria en las escuelas, porque ya sólo podéis engañar a los niños y a los ignorantes.

07 diciembre 2005

Un caradura

No otra cosa era el fundador de la religión del islam, Abul-Qasim, alias "Mahoma". Sólo hay que echarle un vistazo al aburrido libro que le atribuyen, el Corán, para darse cuenta.


¡Profeta! Hemos declarado lícitas para ti a tus esposas, a las que has dado dote, a las esclavas que Alá te ha dado como botín de guerra, a las hijas de tu tío y tías paternos y de tu tío y tías maternos que han emigrado contigo y a toda mujer creyente, si se ofrece al Profeta y el Profeta quiere casarse con ella. Es un privilegio tuyo, no de los otros creyentes -ya sabemos lo que hemos impuesto a estos últimos con respecto a sus esposas y esclavas, para que no tengas reparo. Alá es indulgente, misericordioso.

(sura 33, aleya 50)



Y tan indulgente que es Alá. Nada mejor que inventarse una nueva religión como para lograr los favores de la supuesta divinidad. En eso, Mahoma fue más listo que su predecesor, el "mesías" Yeshu ben Pantera, alias "Jesucristo", que a pesar de nombrarse nada menos que "hijo de dios", terminó crucificado como un criminal.

Pero aquí no terminan las andanzas de Mahoma. Si la esposa es una niña, como lo era Aisha, también puede el "profeta" casarse con ella, aunque tenga 6 años. Eso sí, se esperará a que la cría cumpla nueve primaveras antes de consumar el matrimonio. Eso, además de una temeridad para la salud de la niña, hoy tiene un nombre: pederastia.


03 diciembre 2005

Wojtyla vuelve a Madrid

Leer para creer. El Grupo Intereconomía del opusdeísta Julio Ariza, por medio de su panfleto semanal Alba (dirigido a los talibanes católicos más sectarios y recalcitrantes), lleva haciendo desde hace tiempo una cuestación para financiar la erección de un monumento a Karol Wojtyla, anterior jefe de la secta. Al fin parece que se han salido con la suya y van a inaugurar la estatua el próximo día 8 de diciembre. Como era de esperar, los legionarios/misioneros de HO ya están movilizando a su rebaño para que acudan en masa a la presentación de la estatua, en el Paseo de la Castellana de Madrid. Lo mejor es el nombre que le han puesto: "Camino de Santidad", posiblemente inspirados por aquel otro camino que se inventara Pepemari Escriba Albas. El autor del desaguisado es otro asiduo del nacionalcatolicismo: Juan Ávalos, más famoso por sus faraónicas esculturas en Cuelgamuros.

Veo, sin embargo, con preocupación, que también colabora en este sinsentido la sociedad de seguros Mutua Madrileña, poniendo en su caso el terreno donde se levantará el monigote. Por más que me leo sus estatutos sociales, no encuentro por dónde aparece que esta mutualidad aseguradora tenga carácter confesional. Pero luego, echándole un vistazo a su consejo de administración, nos encontramos con Arturo Baldasano, que, curiosamente, también es consejero de Libertad Digital. Por si fuera poco, su nombramiento coincidió con el de Gustavo Villapalos, ex rector de la Universidad Complutense y vinculado con los legionarios de Cristo, como miembro del patronato de la Fundación de Investigación Médica Mutua Madrileña. Acabáramos: con los intereses económico-empresariales de los hijos de la secta nos hemos topado.


Breve: parece que Rajoy ha dicho hoy en su manifestación en defensa de la manipulación de la Constitución, que "no hay más que una nación: la española". ¿Lo dice en general? ¿No estará exagerando? ¿Cómo se van a tomar este comentario los habitantes de las naciones francesa, alemana, italiana, argentina, mexicana y tantas otras? ¡Hombre, don Mariano! Nunca hay que ser tan dogmático, y menos en algo que dista mucho de ser una ciencia exacta: el sentimiento nacional.

02 diciembre 2005

Y Pizarro... ¿qué opina de esto?

Lo pregunto porque me extraña que el lenguaraz presidente de Endesa, Manuel Pizarro, esté tan calladito ante lo ocurrido en Canarias. Ya me había acostumbrado a que este individuo jurase y perjurase y hablase por los codos cuando no debe. Ahora, que es cuando debe hablar, se me hace raro que no diga nada, sobre todo si tenemos en cuenta que Endesa es su "pasión". Pues para ser tan pasional, te has quedado un poco frío, Pizarro.


Debe ser que le preocupa el desarrollo de la OPA, como a aquel otro accionista, Alberto Recarte, miembro del consejo de administración de la susodicha Endesa, del de Caja Madrid y presidente del de Libertad Digital. Así, no es de extrañar que la caverna cristiano-fascista esté de uñas y dientes contra Gas Natural porque el PP y la aznariana FAES perderían donaciones anónimas; es que algunos de sus paladines mediáticos, como Recarte, ven en peligro sus prebendas empresariales. Por eso gritan tanto y tan frecuentemente lo de que "se rompe España".

Y es que, cuando en la misma persona concurren las condiciones de empresario y de sinvergüenza, tenemos a un magnífico empresario y a un auténtico... ya saben lo que sigue.

01 diciembre 2005

Día Mundial contra el Sida



Se calcula que hay más de 40 millones de personas infectadas por el VIH en todo el mundo. Sólo en el último año han muerto más de 3 millones de personas por causa del Sida, de ellas 2 millones han ocurrido en el África Subsahariana.

Datos sobre la pandemia del VIH/Sida, aquí.