02 febrero 2006

La familia de Yeshu ben Pantera HaNazarethi

En otro post ya hablé del cuento para niños que se han montado los cristianos alrededor de la navidad. Vimos cómo el error de traducción de un copista hebreo de Alejandría montó el tinglado de considerar que el mesías habría de nacer de una madre virgen. En esta ocasión desarrollaré algunas de las ideas que allí fui perfilando.

Miriam, la madre de Yeshu

María (Miriam) de Nazaret es, según las diversas tradiciones cristianas, la madre virginal de Yeshu. El hecho en sí es algo totalmente insólito: a día de hoy la ciencia no puede explicar cómo un óvulo puede fecundarse solo; tampoco, todo hay que decirlo, ha encontrado nunca un solo caso en que esto haya ocurrido. ¿Cómo sería un individuo nacido así? Una célula haploide, como es el caso de un óvulo, no tiene una carga genética completa y no podría dar jamás un ser humano vivo.

Pero esto carece de importancia, pues el milagro se produjo en la antigüedad, cuando no había microscopios, se desconocía la doble estructura helicoidal del ADN, y los dioses y sus mensajeros campaban a sus anchas haciendo toda suerte de prodigios. Es una pena que ya no tengan la costumbre de visitarnos, pues así podrían sacarnos de más de un apuro. ¿Que hay un tsunami en el Índico? Nada como el poder de hacer retroceder las aguas, como el que dicen que el dios Yahvé concedió a Moisés. Debe ocurrir que los dioses padecen miedo escénico y evitan las cámaras de video. Pobrecitos, hay que comprenderlos.

En fin, como digo, esto de la concepción virginal no era una cosa tan excepcional cuando no existía la televisión. Hércules fue hijo de Zeus y una mortal, al igual que Teseo y otros héroes y semidioses de la antigüedad grecorromana. Lo curioso es que hoy nadie se cree lo de Hércules y, sin embargo, sí hay pardillos que aceptan lo de Yeshu naciendo de Miriam virgen. Cosas del márketing.

La secta católica, que siempre ha sido muy exagerada en todo, va un paso más allá y afirma que Miriam fue siempre virgen; es decir, antes de la concepción de Yeshu, durante la misma y... ¡después del parto! Si lo dicen en sentido puramente anatómico, resulta totalmente imposible mantener que después de un parto el himen se mantenga intacto, y la prueba y la señal de la virginidad en el mundo antiguo era precisamente la integridad de esa membrana. Así que Miriam no quedó exenta de que algo pasara por sus genitales... ¡el cuerpo de Yeshu!

Si lo tomamos en un sentido sociológico, la sempiterna virginidad de Miriam aludiría a que mantendría total abstinencia sexual después de alumbrar a Yeshu. ¿Pero eso es cierto? Dicen los textos sagrados cristianos:

"Mientras él hablaba a la muchedumbre, su madre y sus hermanos estaban fuera y pretendían hablarle..." (Mt 12, 46-50)

En principio no parece posible que pueda tener hermanos el primogénito de una mujer que se abstiene de toda relación sexual. ¿Será un error de traducción del evangelista? Pues aquí tenemos otro:

"¿No es este el hijo del carpintero? ¿Su madre no se llama María, y sus hermanos Santiago y José, Simón y Judas? Sus hermanas, ¿no están entre nosotros?" (Mt 13, 54-58)

No sólo se nos confirma el hecho de que Yeshu tiene hermanos, sino que además se citan sus nombres: Santiago (Yacob), José (Yosef), Simón (Shimó) y Judas (Yehuda). Habla Mateo de "hermanas", en plural, así que debería tener al menos un par de ellas. Esto nos da un mínimo, con Yeshu, de siete hijos para Miriam. Y sin contar con los que no sobrevivieron a la infancia, algo espantosamente común hasta épocas recientes.

¿Cómo se justifica esto? La secta católica alega que los términos para "hermano" y "primo" (o para "pariente cercano", en general), se traducen por la misma palabra en arameo, la lengua que hablaba Yeshu. Pero eso es totalmente incierto. Las palabras arameas 'ah (hermano), y 'ahot (hermana), no significan más que eso. No hay ningún testimonio de que se puedan hacer extensivas a los primos ni a ningún otro familiar cercano. Tampoco en griego, lengua en la que se redactaron los evangelios, puede hallarse ningún otro sentido para adelfos (hermano) y adelfi (hermana). La secta católica miente con descaro, como en casi todo.

De modo que vemos que Miriam, lejos de ser una casta doncella, había probado con creces los dones de la maternidad y sufrido repetidamente los dolores del parto, como una hija cualquiera de la pecadora Eva. Lejos, pues, de la visión católica de haber sido concebida "sin pecado original".

Los pecados, originales o no, nos llevan al tema de la paternidad de Yeshu. Pero eso lo dejamos para otro día, que el artículo de hoy se ha extendido demasiado.

10 comentarios:

Gaditano dijo...

Estupenda tu exposición, me alegra mucho que hayas decidido escribir más a menudo; como te díje hace algún tiempo, hacen falta personas que hablen tan valientemente como tú e instruyan a tantas otras, que continuan en la obscuridad de las mentiras irracionales de cualquier absurdo credo.

Respecto del comentario de hoy, es obvio que la reproducción lleva implícito dos sexos, hembra - macho, división ésta que rige en casi todo el reino animal al que pertenecemos los humanos. Y rige en casi y no en todo el reino animal porque en ciertas especies es posible llevar a cabo la reproducción prescindiendo del sexo y del coito. Este sistema de reproducción se denomina partenogénesis.

Es ésto lo que sucede en veinticuatro especies de reptiles y algunos pequeños insectos conjuntamente con otras especies del reino vegetal (bananas, ananás y naranjas sin semilla) que muestran cómo las hembras se reproducen por su cuenta, no necesitando del macho. Las crías, sólo poseen madre, nacen exactamente iguales a la hembra que las reprodujo y tienen el mismo programa genético; "CLONES"

Según los biólogos y zoólogos cuando la clave de la supervivencia se halla en la rapidez de la reproducción, generalmente se prescinde del sexo y se utiliza la partenogénesis. Pero la ausencia de cambios genéticos se puede convertir en un verdadero problema pues si esos seres no se adaptan, la especie se extinguiría por no existir aquellos cambios genéticos necesarios para la supervivencia de las futuras generaciones.

Anónimo dijo...

"obscuridad de las mentiras irracionales de cualquier absurdo credo"...
Para partirse de risa, todo credo que no sea el tuyo es absurdo. El credo racionalista, es también un credo, y el cientifista o cientista, etc.
La exposición subsiguiente sobre biología, muy ilustrativa para una enciclopedia animal como esta, jejeje.

Ñbrevu dijo...

Usuario Anónimo, no pareces conocer la diferencia entre "objetividad" y "subjetividad". Si me equivoco, dame una prueba objetiva que invalide la ciencia y valide el cristianismo. A menos que tengas, claro, los huevos de valorar el conocimiento subjetivo (bueno, vaya, las pajas mentales sin base palpable) por encima del objetivo.

No es por nada, pero aquí el único que ha soltado cosas "para partirse de risa" has sido tú.

Jorge dijo...

El significado del vocablo arameo para “hermano” (aha) es más amplio que el correspondiente en griego. No solamente incluye el significado ya dicho, sino que también incluye otras relaciones cercanas, incluyendo a primos. De hecho, en el arameo de Palestina del primer siglo no parece haber habido un vocablo para “primo” y la palabra para “hermano” era el vocablo normalmente usado para primos.

Esta puede ser la explicación para tu comentario. NO EXISTE DENOMINACIÓN PARA LA PALABRA PRIMO...Y MUCHOS DE LOS PASAJES DE LA BIBLIA SE HABLARON EN ARAMEO Y NO EN GRIEGO....ESPERO QUE NO ME CENSURES.

Cavernarius dijo...

Lo primero que dices es falso. El vocablo arameo "ah" no tiene ningún otro significado en esa lengua, más que el de "hermano". Por favor, infórmate bien o consulta alguno de los diccionarios online que hay disponibles en la red.

Lo segundo que afirmas también es falso. El arameo sí tiene un término para "primo": una transliteración aproximada del mismo es brahab. Suponiendo que en la época de Yeshu no existiera tal palabra, el problema podría haberse solucionado diciendo algo así como "hijos del hermano de su padre".

Por otra parte, los evangelios fueron escritos en griego, no en arameo, y sólo unas pocas palabras de este idioma fueron incluidas en su redacción (rabbuní, talitha, elí, elí, lamma sabacthani...), y siempre acompañadas de su correspondiente traducción al griego. ¿Qué ocurre, acaso en griego no hay una palabra para primo? Sí que la hay: anepsious, que además pasó a la rama asiria del arameo (dialecto siríaco), lengua que se conserva en el rito de la secta cristiana siro-jacobita (monofisita). Es de suponer que el evangelista, si puede recordar los nombres de Santiago, José, simón y Judas en el relato, podría también tener en cuenta que eran primos y haber dejado constancia de ello con la palabra griega que realmente corresponde a esa relación de parentesco. Pero no fue así: dijo hermanos.

Además, ¿qué sentido tendría en ese pasaje hablar del "hijo de María" y después mencionar a sus primos? Parece más lógico que si se habla del hijo de una mujer, lo apropiado sea también mencionar a los demás hijos de esa misma mujer, por cuanto son hermanos del sujeto mencionado. Los primos no pintan mucho en ese relato.

¿Por qué os empeñais en intentar engañar con mentiras tan evidentes?

Jorge dijo...

Hola, veo que no has colgado mi anterior comentario, espero que esta vez tengas la valentía de colgarlo:

Dime cuál es la fuente por la cual tú indicas que las palabras citadas se refieren a primo en arameo?
Esas fuentes determinen que se usen en arameo del siglo I en Judea?

Espero que cuelgues mi comentario...y no seas cobarde...

Cavernarius dijo...

jorge:

Como puedes ver, se te publicó y contestó tu comentario, de modo que puedes ahorrarte ese tono chulesco con que te expresas.

Este blog trata de instruir a todos sus lectores (que serán 4 ó 5) acerca de la sinrazón de las religiones, pero sólo hasta cierto punto. Lo que quiero decir es que no estoy para facilitar la molicie de un cristiano que no se molesta en buscar una información que se puede obtener fácilmente de un diccionario. Hay varios online de arameo, que puedes encontrar aquí:

http://www.yourdictionary.com/languages/afroasia.html

Te recomiendo que eches un vistazo a las palabras "brother", "sister", y "cousin", y verás cómo cada una tiene su correspondiente término en la lengua de Yeshu.

Por lo demás, tus alusiones a la cobardía o valentía son bastante patéticas. Pídele al cura o pastor de tu iglesia que tenga la valentía de sustituir las lecturas del evangelio por el Tratado de Ateología de Onfray, o por los ensayos antirreligiosos de Bertrand Russell. Cuando lo consigas, vienes y me vuelves a decir que sea valiente para publicar tus comentarios.

jorge dijo...

jajajaja que buen comentario... mira mis preguntas fueron para discutir en el campo científico, ahora se mantienen:

- ... das por sentado que esas palabras se usaron en el primer siglo de nuestra era en la época de Jesús. Estás seguro que se usaron o solo has investigado en la red sobre la existencia "actual" de esas palabras?

Cómo te dije necesito que me digas con certeza científica que en esa época se usaron esas palabras....

No te enojes...solo discutimos sobre temas científicos. No es cierto?

Jorge

Cavernarius dijo...

Vamos por partes.

En arameo, las palabras 'ah y 'ahot no tienen ningún otro significado más que el de "hermano" y "hermana", como cualquiera puede comprobar si se toma la molestia de mirar un diccionario de esa lengua. Más aún, cuando precisamente los diccionarios online son tesauros de términos históricos (bíblicos).

Lo que tú haces es afirmar una cosa y esperar que yo aporte pruebas en contra, lo que es una falacia lógica de mucho cuidado. Si en arameo hay una palabra que significa "hermano" (y nada más que eso), y hay otra que significa "primo" (y de uso en la Palestina del tiempo de los profetas), y se quiere sostener lo contrario, el sentido común indica que quien lo discuta sea quien aporte las pruebas. Y, lo siento, pero no puedo considerar como prueba el evangelio de Mateo, un texto que originalmente fue escrito en griego, no en arameo.

Pero mira, estoy de acuerdo contigo en que debemos tratar esto de una forma científica, es decir, ajustándonos al método experimental-hipotético-deductivo. Dado que no podemos examinar la vagina de la fulana en cuestión, porque pasados veinte siglos se habrá descompuesto, para determinar si una mujer puede concebir sin esperma habrá que ver si en la naturaleza ha ocurrido eso alguna otra vez. Y la respuesta es que no. Claro que, si tú conoces algún caso semejante avalado por la ciencia biológica, estaré dispuesto a escucharte.

Por otro lado, y desde el punto de vista estrictamente científico que comentabas, habría también que probar la existencia del dios Yahvé, y saber con seguridad si fue él quien dejó preñada a nuestra sujeto de estudio. Porque pudiera ser que Yahvé no existiera, pero sí Júpiter, o Vishnú, y a alguno de estos dioses se le pudiera atribuir la paternidad de tu falso salvador.

Ahora bien, yo te recomiendo que si tienes estas pruebas científicas no pierdas tu tiempo conmigo y acude directamente a la Iglesia del Monstruo Volador de Espaguetis, que ofrece un premio de un millón de dólares a quien pueda probar que Yeshu no es hijo del susodicho Monstruo. Te dejo aquí el enlace por si te interesa:

http://www.boingboing.net/2005/08/19/boing_boings_250000_.html

Anónimo dijo...

Babosadas puras babosadas, por favor estudien sin prejuicios preconcevidos, sean serios por favor, estudien, hagan investigaciones objetivas, no busquen los que les convienen. Lo mas tristes es que estan como los adictos buscando a otros como ellos para aplicarse la vieja filosofia de que estamos bien, para no reconocer que tenemos un problema y entre ellos consolarse
SEAN SERIOS Y OBJETIVOS SI VAN ARGUMENTAR ESO ES BUENO PERO POR FAVOR CON OBJETIVIDAD NO PRECONSEVIDA