29 noviembre 2005

La morisma lo vuelve a intentar

La Policía ha detenido a 11 argelinos que preparaban un nuevo atentado terrorista en España. Parece ser que estos sujetos pertenecían al Grupo Salafista para la Predicación y el Combate, vinculado a Al-Qaeda. Para financiarse vendían hachís y trataban de comprar goma-2 en alguna de las minas de la provincia de Granada. No hubiera sido de extrañar que algún imbécil hubiera accedido a cambiarles la droga por el explosivo.

Hay algo intrínsecamente malo en una doctrina que necesita recurrir a la fuerza para extenderse, y este es el mal que aqueja a las religiones. En Europa llevamos dos siglos intentando desembarazarnos de la superstición judeocristiana y, cuando todavía ni siquiera lo hemos conseguido, abrimos los brazos con necia temeridad a millones de inmigrantes que profesan otra forma de irracionalidad mucho más estúpida y peligrosa: el islam. ¿Espabilaremos algún día o vamos a quedarnos de brazos cruzados viendo surgir una segunda edad oscura?

La noticia completa, aquí.

No hay comentarios: