02 enero 2007

¿Queda alguien por ahí?

Por razones que no vienen al caso, este blog ha estado abandonado durante algo más de dos meses. Pero la estulticia religiosa no da tregua alguna, y ahora que tengo más tiempo libre he hecho el propósito de hacer, al menos, un par de posts semanales para vigilar los movimientos de la clericalla y sus adictos.

Hay algunas novedades. La primera es más evidente: cambio de plantilla. Lo sé, es muy fea. Pero la anterior no le iba a la zaga y, además, no siempre funcionaba bien. Por desgracia soy un analfabeto funcional en temas de programación HTML y me veo incapaz de hacer una propia o de modificar otra más allá de la simple tarea de añadir enlaces.

La segunda novedad es que los comentarios vuelven a estar moderados. Durante mi ausencia, la chusma cristiana ha estado llenando cada rincón de este blog con sus imbecilidades acostumbradas, y he tardado un buen rato en limpiar sus deposiciones. Para evitar que en un descuido puedan hacer lo mismo otra vez, me he visto obligado a tomar esta medida preventiva. Espero que los lectores serios perdonen las molestias que esto les pueda causar.

Y eso es todo por ahora. En breve, al ataque.

4 comentarios:

Trimegisto dijo...

Quedamos alguno. sigue dando caña!

Anónimo dijo...

Pues bienvenido a tu sitio. Me he pasado por aquí regularmente y he hechado en falta tu chocolate espeso.
cris

Anónimo dijo...

¡Ya era hora Cavernarius! Estoy ansioso de leer tus nuevos posts :P

Anónimo dijo...

¡Por fin! que ya volviste, me habia deprimido estos meses, viendo, leyendo y escuchando toda la mierda religiosa sin que alguien le haga frente, pero en serio. No pares de postear.