24 junio 2006

Ateos para Jesús (I)

Ando reponiéndome del último artículo que le leí a Juan Manuel de Prada en el Abc. Todavía recuerdo cómo este escritor fue un soplo de aire fresco en un periódico que apestaba a la naftalina del pasado franquista con el que Luis María Ansón lo mantenía anclado a la derecha más rancia. Hoy, dicen los calumniadores, el Abc ya no es lo que era, pero parte de su espíritu anterior ha quedado impreso en quien menos se esperaba. ¿Qué le ha pasado a Juan Manuel de Prada para cambiar tanto? Su verbo sigue tan ágil y su mente tan brillante como siempre, ¡pero qué lástima ver un intelecto potente al servicio de fines tan rastreros!

El autor viene a decirnos que nos quejamos de vicio, que se está montando una "carnavalada chusca" de "chabacanería y burricie" para contrarrestar la visita de Ratzinger a Valencia. Sobre gustos no hay nada escrito: seguramente a él le parecerá burro y chabacano colgar carteles con el lema "jo no t'espere"; a otros nos parece que lo burro y lo chabacano es el alzamiento de hostia que practican sus magos de sotana y crucifijo. Así que de esto no hay nada por lo que discutir. Incluso habría que recordarle a Prada el que la carnavalada papal será subvencionada con el dinero de todos, incluso los "estridentes y desquiciados" contrarios. ¡Estos católicos son tan olvidadizos!

Sigue nuestro literato haciendo un panegírico del cristianismo, la estulta superstición que, sólo por casualidad, es la que él profesa. Habla del Enemigo (así, con mayúscula) refiriéndose a los contrarios a la visita del jefe supremo de la secta católica, y los compara con Herodes con sus "designios criminales" para ordenar la "matanza de los inocentes", episodio bíblico que tiene la misma veracidad histórica que los doce trabajos de Hércules. Dice, en fin, que el cristianismo es perseguido porque tiene una "fosforescencia extraterrenal" (citando al fanático de Chesterton) que "obliga al Mal a retorcerse en su nido de áspides". Pero que nadie se preocupe, viene a decirnos Prada, porque estos malditos, esos sanguinarios criminales que no quieren recibir a Ratzinger con flores "ya conocen su derrota".

¡Qué montón de imbecilidades es capaz de escribir de seguido un buen escritor cuando se deja llevar por la vena de la sandez cristiana! Pero esas imbecilidades ya las hemos oído con anterioridad: están en la base de la doctrina de esa secta porque figuran entre los dichos de su fundador: "el que no está conmigo, está contra mí; y el que no recoge conmigo, desparrama" (Lucas 11, 23). Tiene su lógica, claro, que quien no puede argumentar con argumentos racionales tenga que recurrir a semejante frase lapidaria. Conmigo o contra mí. Lo mismo decían Hitler, Stalin o Pol Pot.

Esto me hizo recordar una web que encontré hace mucho tiempo, propiedad de un grupo llamado "Atheists for Jesus". Lo que esta gente sostiene es que el cristianismo, en sí, no es mala cosa si se le quita lo sobrenatural: la creencia en dioses, los milagreos de Yeshu/Jesús, la imposible virginidad de la casquivana Miriam/María y los panfletos insultantes del histérico Shaúl/Pablo de Tarso. Incluso Leo Bassi, en su espectáculo "La Revelación", se permite elogiar la prédica de Yeshu y exaltar su moral. Y es cierto que incluso entre muchos ateos, agnósticos e irreligiosos en general, la figura del hijo bastardo del legionario Pantera tiene cierta aureola de bondad y de "buen rollo". Esto es lo que hace que parezca de malas personas criticar al galileo (y, por extensión, a sus pretendidos representantes) y lo que motiva la exaltada indignación de los Pradas de turno.

Ahora bien, ¿esta percepción se corresponde con la realidad o es el resultado de una exitosa campaña comercial de las sectas cristianas para vendernos su producto envenenado? Yo pienso que se trata más bien de lo segundo, y pretendo exponer algunas razones de por qué lo veo así. Pero eso será en un artículo posterior.

1 comentario:

Heechee dijo...

Holap, He estado mirando con atención los articulos del blog, y solo quería decir que me quito el sombrero. Jamás había visto una critica atea sostenida en tan buena informacion y argumentos, ni con ese estilo mordaz que me ha hecho raflexionar y reir a caracajadas.

Enhorabuena, sigue dando a los Borregos de Cristo donde mas les duele; usando la razon, esa valiosa herramienta que tanto desprecian.